top of page

Realidad Virtual Inmersiva en Manejo de Quemaduras: Tratamiento del Dolor y Rehabilitación



Los descubrimientos de la realidad virtual inmersiva en la medicina siguen sorprendiéndonos, porque además de rehabilitar aspectos motores puede aliviar el dolor en personas que han sufrido quemaduras graves


Dicho de otra manera, este enfoque no convencional no solo ha demostrado reducir significativamente el dolor sino que también está marcando un antes y un después en los procesos de rehabilitación motora. 


A continuación en este artículo de Kinesix VR, nos sumergimos en cómo la realidad virtual está transformando los tratamientos en pacientes que han sufrido quemaduras, para una recuperación más llevadera y efectiva.


Profundizando en la experiencia del dolor




El viaje de recuperación para los pacientes con quemaduras está repleto de desafíos únicos, donde el manejo del dolor se convierte en una prioridad crítica. Cada paciente experimenta el dolor de manera diferente, con factores como la extensión y profundidad de las quemaduras, la sensibilidad individual al dolor, los aspectos cognitivos-atencionales y las circunstancias emocionales jugando un papel significativo en su percepción. 


Además, las secuelas psicológicas, incluyendo el miedo y el trauma post-accidente, pueden exacerbar las sensaciones de dolor, creando un ciclo difícil de romper. Por lo tanto, la gestión eficaz del dolor requiere un enfoque holístico que aborde los aspectos físicos, cognitivos y emocionales, enfatizando la importancia de tratamientos innovadores como la realidad virtual inmersiva.


Estudios de caso y evidencia científica




Numerosos estudios han comenzado a iluminar el potencial de la realidad virtual en el tratamiento del dolor y la rehabilitación. Por ejemplo, uno titulado “Realidad virtual inmersiva como analgésico adyuvante no opiáceo para niños”, en el que se descubrió que la realidad virtual inmersiva puede ayudar a reducir el dolor de los niños con grandes heridas por quemaduras graves.


Otra investigación titulada “Terapia de manos con realidad virtual: Una nueva herramienta para la analgesia no opioide para el dolor agudo de procedimiento, la rehabilitación de la mano y la VR embodiment therapy para el dolor del miembro fantasma” revela que la realidad virtual inmersiva está demostrando su eficacia como analgésico no farmacológico complementario para reducir el dolor agudo durante el tratamiento de heridas.    


Por lo tanto, investigaciones han demostrado que los pacientes que utilizan la VR informan de una reducción significativa en su nivel de dolor durante el tratamiento de quemaduras, reduciendo la intensidad percibida, el nivel de desagrado y el tiempo que pensaron en el dolor. Además, los programas de rehabilitación que incorporan realidad virtual muestran resultados prometedores en la mejora de la movilidad y la disminución del tiempo de recuperación.


Profundización en la realidad virtual inmersiva como alivio del dolor


El enfoque terapéutico que ofrece la realidad virtual inmersiva va más allá de la simple distracción; se trata de una inmersión que modifica la percepción del paciente sobre su entorno actual y, por ende, sobre su dolor


Al sumergirse en escenarios digitales, los pacientes experimentan una forma de escapismo no solo físico, sino también mental, lo que es crucial en el tratamiento del dolor crónico y agudo asociado con quemaduras.


En este sentido, la realidad virtual actúa en múltiples niveles del proceso de percepción del dolor. Primero, a nivel cognitivo, distrae al cerebro, los recursos atencionales se dividen entre la interacción con realidad virtual y la realidad física natural, reduciendo así la cantidad y el tiempo dedicado a las señales de dolor que se procesan y perciben. Esto es vital durante procedimientos como el cambio de vendajes o la realización de ejercicios de rehabilitación, momentos que pueden ser especialmente traumáticos para los pacientes con quemaduras graves.


Además, la realidad virtual inmersiva también desempeña un papel importante a nivel emocional. Las quemaduras no solo dejan cicatrices físicas, sino también emocionales. Al transportar a los pacientes a lugares que evocan serenidad y paz, se facilita una mejor gestión emocional, ayudándoles a combatir estados de ánimo negativos y a fomentar una actitud más positiva hacia la recuperación. 


Este bienestar emocional es crucial, ya que el estado de ánimo puede influir significativamente en la percepción del dolor y en la motivación para participar en la rehabilitación.


Otro aspecto a destacar es el potencial de la realidad virtual para personalizar las experiencias de alivio del dolor. Cada paciente puede elegir entornos que le resulten particularmente relajantes o estimulantes, lo que significa que la terapia puede adaptarse a sus necesidades y preferencias individuales, aumentando así la efectividad del tratamiento.


Rehabilitación motora mediante realidad virtual para pacientes con quemaduras


La rehabilitación motora es un componente esencial en la recuperación de pacientes con quemaduras, quienes a menudo enfrentan desafíos significativos en la recuperación de la movilidad y la función de las áreas afectadas. Aquí, la realidad virtual inmersiva se presenta no solo como una herramienta de terapia, sino como un puente hacia la recuperación física y emocional.


Primero, consideremos el aspecto de la motivación. La rehabilitación puede ser un proceso largo y doloroso, especialmente para aquellos con lesiones graves. Los entornos virtuales pueden transformar ejercicios monótonos o dolorosos en experiencias interactivas y agradables


Por ejemplo, un paciente que necesita realizar ejercicios de estiramiento o movilidad puede hacerlo dentro de un juego o una tarea que se realiza en un entorno virtual, transformando una actividad dolorosa en una más atractiva y distrayendo al paciente del dolor.


Además, la personalización es clave. Cada paciente con quemaduras tiene necesidades únicas, dependiendo de la severidad y ubicación de sus lesiones. La realidad virtual permite crear programas de rehabilitación a medida que pueden ajustarse no solo a las necesidades específicas del paciente, sino también a su progreso. Esta adaptabilidad asegura que los ejercicios sigan siendo desafiantes pero alcanzables, evitando la frustración y fomentando un sentimiento de logro.


La inmersión en realidad virtual también puede reproducir escenarios de la vida real que un paciente puede encontrar intimidantes o difíciles post-lesión. Por ejemplo, cruzar la calle o navegar por espacios abarrotados puede ser practicado primero en un entorno seguro y controlado, construyendo la confianza del paciente antes de enfrentarse a estas situaciones en el mundo real.


Desde una perspectiva técnica, la realidad virtual ofrece oportunidades sin precedentes para la monitorización y retroalimentación. Los terapeutas pueden observar cómo los pacientes se mueven en el entorno virtual, recopilar datos precisos sobre su rendimiento y progreso, y ajustar los tratamientos en consecuencia


Esta retroalimentación inmediata es invaluable, tanto para el terapeuta como para el paciente, ya que permite ver mejoras en tiempo real, lo que puede ser increíblemente motivador.


Los avances en la rehabilitación motora a través de la realidad virtual representan un cambio significativo en el enfoque terapéutico para los pacientes con quemaduras. Al combinar la tecnología con las necesidades individuales y la atención personalizada, la realidad virtual está abriendo nuevas vías para una recuperación más efectiva, rápida y, lo que es más importante, centrada en el paciente.




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page